Reunión Mesa de Registro de Jornada

 

Tras el parón estival, hemos mantenido la tercera reunión de la Mesa de Negociación de Registro de Jornada, constituida en su momento a petición de la RLT.

Las dos reuniones anteriores fueron prácticamente protocolarias. En las mismas se habló de la composición de la mesa, se nos realizó una presentación en “power point” sobre el sistema implementado por la empresa (fichaje vía web), y se nos informó que se realizaría un control de acceso por huella dactilar que sustituiría al de tarjeta (aunque la tarjeta debería continuar siendo visible para identificar a quien se encuentre en los edificios). Esto se iría implementando paulatinamente en las distintas ubicaciones de la compañía.

Pero en esta tercera reunión ha habido sorpresas, que en realidad ya esperábamos. La empresa quiere utilizar el sistema de control de acceso por huella para controlar, según sus propias palabras, “las horas efectivas de trabajo”.

¿Qué quiere decir esto exactamente? La empresa dice que quiere controlar si las salidas del edificio son para asuntos personales (y por lo tanto no considerarlas como tiempo efectivo de trabajo) o si se trata de salidas para realizar tareas laborales. Es decir, controlar y si llegase el caso, descontarte si sales a fumar, a desayunar, si vas al baño (cuando hay ubicaciones donde los aseos están fuera de la propia oficina, como en Albasanz)… en definitiva, quiere contabilizar exactamente cada minuto de tu jornada laboral.

Por un lado, consideramos que esta medida es totalmente discriminatoria, dado que tan solo se aplicaría para el personal que se encuentre en los edificios de la empresa y no al personal en cliente, teletrabajando, etc.

En segundo lugar, también consideramos que el tiempo efectivo de trabajo ya se controla a través del sistema de imputación “TIME”, lo que hace innecesaria esta implementación, y así lo hemos trasladado a la empresa. No aceptamos en ningún caso que se usen los tornos como sistema de control horario.

Sobre la mesa, desde CCOO hemos lanzado la propuesta de aprobar el uso de “TIME” como sistema complementario de control de la jornada efectiva de trabajo, de cara a que si en algún momento la Inspección de Trabajo requiere los fichajes y existen excesos que no son reales, se pueda demostrar el tiempo efectivo de trabajo. A dicha propuesta se han sumado UGT y CGT.

La empresa insiste en su “temor” a que la inspección pueda pedir informes. Pero este temor no justifica de ninguna manera la discriminación que pretenden realizar dentro de la plantilla de Atos. Les hemos repetido en varias ocasiones que la normativa no exige ese complicado control al que pretenden someternos.

Ambas partes nos hemos emplazado a reflexionar sobre este asunto y presentar nuestras conclusiones. En la próxima reunión comprobaremos si la empresa realmente desea, como dice, cumplir con lo solicitado en el RDL, o si quiere aprovechar la coyuntura para discriminar a parte de la plantilla.