Paros y huelga POSPUESTOS

Hace meses, delegados y delegadas de TODOS los Sindicatos y de TODOS los Comités de Empresa del Grupo Atos formamos una mesa de trabajo con un objetivo común: Lograr que la empresa accediese a constituir una mesa de trabajo en la que negociar subidas salariales para toda la plantilla del grupo Atos.

Con más o menos dificultades (la diversidad es complicada de gestionar), coordinamos una serie de acciones que sometimos a la consulta de la plantilla, por medio de una encuesta. Solicitudes formales a la empresa, pitadas, concentraciones… nada ha movido un ápice a la compañía de su negativa a negociar Subidas Salariales para la plantilla.

Y como último paso de esta movilización, la plantilla, por medio de la encuesta, solicitó que planteásemos paros y huelga.

En consecuencia, y ya cerrada por parte de la empresa cualquier vía negociada, desde varios Comités de Empresa de centros de trabajo, y desde una Sección Sindical Estatal (para dar cobertura nacional) se plantearon paros de dos horas para los días 23 y 30 de octubre, así como una huelga de 24 horas el 6 de noviembre.

Es preceptivo que, previa a la realización de la huelga, haya que acudir a organismos donde se intenta mediar con el fin de evitar la huelga. En nuestro caso, el Instituto Laboral (para la huelga planteada desde el Comité de Empresa de Madrid), y el SIMA (para la huelga convocada por CGT, con el visto bueno de los demás sindicatos presentes en el Grupo Atos).

Cual no fue nuestra sorpresa cuando en el, SIMA la empresa volvió a NEGARSE A CONSTITUIR UNA MESA PARA NEGOCIAR SUBIDAS SALARIALES y además amenazó con solicitar la declaración de ILEGALIDAD de la huelga basándose en un RDL de 1977.

Aunque la amenaza es de difícil aplicación, no queremos que absolutamente NADIE corra ningún riesgo. Y en consecuencia, la mesa de trabajo decidió POSPONER la huelga.

¿Cómo podemos sustanciar esto?

  • Desconvocando los paros previstos.
  • Solicitando a las respectivas Asesorías Jurídicas nos faciliten un texto para convocar de nuevo la huelga. Un texto más garantista y que no de opción a la empresa a continuar con esa actitud tan poco respetuosa con el derecho de huelga.

Por otra parte, hemos constatado que en la plantilla hay división de opiniones en cuanto a la eficacia de los paros parciales, ya que la ley obliga a establecer un horario definido y rígido (por ejemplo, de 8:00 a 10:00), lo que impide los paros puedan ser secundados por toda la plantilla. Por lo tanto, de momento, se han descartado los paros parciales, manteniendo la opción de la huelga de 24 horas, cuya fecha la mesa de trabajo aún no ha determinado.

Os informaremos de los siguientes pasos que vaya dando la RLT de Atos Spain y del Grupo Atos.