OTRA FORMACION CHAPUCERA EN ATOS

El pasado lunes 21 de agosto tuvo lugar una reunión entre la empresa y la RLT para que nos explicasen en qué situación se encontraba el proyecto Castor para BBVA del cual habíamos recibido quejas por parte de los empleados.

Nuestra mayor preocupación residía en la obligatoriedad de los cursos que se están impartiendo 100% en inglés, cuando una gran parte de las personas que están siendo asignadas a este servicio no manejan lo suficiente el idioma. ¿Cómo te pueden obligar a una formación en un idioma que no dominas?

Por otro lado a las personas que les “exigen” esta formación no les ponen los medios adecuados para poner en práctica lo aprendido (terminales adecuados, p.e.). ¿Deberán hacer las pruebas directamente delante del cliente?

Ante las quejas, la empresa se ha comprometido por una parte a concretar formación presencial con tutorización para dar soporte al proyecto y por otra a enviar un comunicado (llevamos  más de una semana esperándolo) a la plantilla asignada reconociendo las posibles limitaciones que puedan estar asociadas a los problemas antes descritos y agradeciendo el esfuerzo realizado, así como garantizando nuevas oportunidades de empleabilidad al margen de este proyecto.

Desde CCOO queremos expresar nuestra disconformidad con las formaciones mal planificadas y sin tiempo, a la vez que solicitamos a la empresa que para garantizar un rendimiento óptimo en nuestros proyectos es importante que la formación sea de calidad, con tiempo suficiente para su realización y siempre en un idioma que la plantilla domine.