Jorge Santos: historia de un ACUERDO disfrazado de despido

Recientemente hemos conocido que Jorge Santos, anterior presidente del Comité de Empresa de Madrid y Secretario estatal de CGT, ha decidido abandonar Atos.despido-falso2

Es una decisión personal, puesto que en su condición de delegado sindical electo en Atos tenía a su disposición poderosas armas legales para luchar contra la sanción que le impuso la empresa. Pero optó por dejar Atos.

Lo que nos sorprende al leer el Blog de CGT es que dejan entrever que fue un despido sumarísimo cuando evidentemente no ha sido así, dado que ni siquiera ha tenido lugar el juicio “más largo del mundo”, porque fue suspendido en varias ocasiones.

Es decir, Jorge Santos y la dirección de la empresa han alcanzado un acuerdo económico. Y dado que lo han firmado, suponemos fue satisfactorio para ambas partes. No ha sido un despido, sino un acuerdo disfrazado de despido.

Desmentimos ROTUNDAMENTE la información vertida en el blog de CGT donde nos acusan veladamente de ser responsables o inductores de este proceso. Como es habitual, CGT falsea la verdad sin aportar prueba alguna. Para salir de dudas, bastaría con que publicasen el expediente con las acusaciones que la empresa le imputó. De ese modo cada cual podría sacar sus propias conclusiones.

Otro aspecto que nos ha llamado poderosamente la atención ha sido la falta de información en todo este proceso. CGT siempre se ha jactado de enarbolar la bandera de la transparencia, pero en este caso quedan demasiadas cosas sin aclarar. Como por ejemplo:

  • Si realmente era un expediente por hacer su labor sindical y no por incumplimientos profesionales, ¿por qué no han hecho público dicho expediente? Tanto presumir ante la plantilla de transparencia a todas horas, y cuando se presenta un caso que les afecta directamente todo es oscurantismo.
  • ¿Por qué no han informado de las negociaciones que han tenido lugar estos meses entre Jorge Santos y la dirección de la empresa?
  • ¿Por qué no comunican los términos de su salida?

Por todo ello y mientras no sean REALMENTE TRANSPARENTES e informen a toda la plantilla, nos parece indigno que mezclen los despidos reales y a veces muy traumáticos que tienen lugar en Atos con un acuerdo económico alcanzado. Insistimos en que la ley ampara a la representación legal de la plantilla de los abusos de los empresarios (en caso contrario muchos miembros de la RLT estaríamos despedidos, sin duda alguna). Perfectamente podía demandar a la empresa y continuar ejerciendo su labor sindical, que parece ser era su mayor deseo según predica a los siete vientos CGT.

Desde CCOO siempre hemos mantenido que nos parece legítimo alcanzar un acuerdo con Atos y abandonar la empresa. De este modo, además, seguro que se evitan algunos despidos. Pero manipular la información para intentar hacer creer a la plantilla que ha sido un “despido más” es un acto de enorme cinismo.

Si CGT no quiere ser transparente que no lo sea. Pero que no tomen el pelo a la plantilla.

7 thoughts on “Jorge Santos: historia de un ACUERDO disfrazado de despido

  1. por que perdeis todos el tiempo y la energia en meteros unos con otros en vez de poneros deacuerdo para defender a los trabajadores???

    Me gusta

  2. La verdad es que ya vale de tanto mamoneo entre sindicatos. A los trabajadores nos dan igual vuestras disputas de niños pequeños.
    Tenéis un problema con Jorge, ¿por qué no lo habláis con él y dejáis de dar la murga a los demás?
    No estaría demás que de vez en cuando os juntarais los delegados de los sindicatos, y arregléis vuestras movidas.

    Me gusta

  3. Para ser solo puntualizaciones, es curioso que en el correo que enviais (que se parece mucho al spam), los dos enlaces adjuntos (aparte del generico a la url del blog), sean basicamente menciones a lo malotes que son los de CGT
    Tras 18 meses en la empresa, tengo la impresion de que los sindicatos, como los politicos, solo quieren los votos. Mucho spam, muchas descalificaciones, calendarios anuales de cada uno de los sindicatos, pero acuerdos pocos, como el de soporte para los JJOO…
    Vamos, esa es la impresión de este humilde trabajador

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.