Estudio de riesgos psicosociales en Barcelona: historia de un paripé.

Por el allá lejano 2011 y tras años de atrasos injustificados, se inició la recogida de muestras para el estudio de riesgos psicosociales obligatorio por ley.

Ya hubo mucha discusión sobre el método a emplear y finalmente la RLT aceptó que se usase el que la empresa quería.

Con anterioridad (13/05/2010), el comité de Barcelona tiene firmado un acuerdo en el que la empresa se compromete literalmente a “Incluir a todos los empleados de ATOS ORIGIN en la evaluación de factores psicosociales planificada para el 2010 y futuros”.

La empresa incumpliendo este acuerdo siguió adelante con el estudio sobre una psicosociales4muestra del 10/15% de la plantilla.

Aunque la recogida de muestras se finaliza en diciembre’11, no es hasta diciembre’13 (solo dos años después!!!) cuando la empresa hace entrega del informe definitivo.

Los Delegados de Prevención de Barcelona ya habíamos reclamado en cada CSSL el informe ante la tardanza en su entrega y también veníamos avisando de que no lo daríamos como válido debido a que las condiciones de la plantilla habían cambiado sustancialmente desde la recogida de datos (crisis, ERTE, MSCT, intento de ERE,…).

Estos cambios provocan que las conclusiones y soluciones del estudio puedan ser totalmente distintas a las necesarias al encontrarse desfasadas, pudiendo llegar a ser hasta contraproducentes.

Solicitamos reiteradamente la repetición del estudio, recibiendo como respuesta la negativa.

Cansados de tanto ninguneo, en junio del 2015 los Delegados de Prevención de Barcelona pusimos una denuncia en Inspección de Trabajo que finalmente ha sido resuelta el pasado 21 de enero del 2016 por el inspector en contra de la empresa con el siguiente texto:

“Se requiere a la empresa para que en plazo no superior a tres meses, proceda a realizar revisión del estudio de riesgos psicosociales con consideración de los cambios en las condiciones de trabajo y de los daños para la salud que se hayan producido desde la fecha de mayo de 2013, en la que se culminó la vigente evaluación. Dicha revisión deberá realizarse, con objeto de cumplir con las previsiones legales de cooperación en la ejecución de la acción preventiva, respetando las propuestas acordadas entre las partes y recabadas por los representantes de los trabajadores en materia de seguridad y salud laboral”

Resumiendo: que la empresa tiene que tener en cuenta las nuevas condiciones, así como respetar los acuerdos existentes.

Ya hace un mes que se ha solicitado a la empresa iniciar las conversaciones para cumplir con el requisito de la Inspección de Trabajo, sin éxito de momento. Pero que nadie dude que se volverá a denunciar si nos obligan.

psicosociales6